Valencia

¡Vaya día más agotador! No encuentro ni las teclas para escribir… Hoy hemos estado en Valencia. Está un poco lejos, a una hora de Denia, donde teníamos el apartamento, pero mereció la pena. ¡Es tan bonita!

Habíamos quedado con un amigo de Marta, José David. Aunque es de Valencia, vive también en Alemania. Coincidió que también estaba aquí, dando unas conferencias, así que ¿por qué no hacer un tour?

Empezamos por la playa, Malvarrosa, mientras esperábamos a David. Hacía un poco de fresco para bañarse, pero para tumbarse al sol ha sido el día ideal. Pero, ¡cómo quemaba la arena! ¡Ayy!

Imagen

Justo en ese momento se nubló un poco, pero se estaba muy bien.

Luego, a la hora de comer, fuimos con David y su amiga María José a comer a un restaurante que conocían, donde pusieron unas tapas fantásticas. Ya habrá momento de comernos una buena paella… Hoy había mucho que caminar, ¡nada de comidas pesadas! Después fuimos caminando por el paseo marítimo hacia el coche. Había esculturas bonitas, como el barco de agua, y los delfines.

Imagen

Imagen

¿Por qué queríamos coger el coche? David quería enseñarnos un lugar secreto que muy pocos conocen, y que está un poco apartado de Valencia, en la zona de Alboraya. Aparcamos junto a un Burger King, extrañados. “¿Qué será?”, nos preguntábamos. David y María José nos guiaron hacia unos edificios, muy bonitos, de colores, pero no tenían mucho de especial. ¿Qué habría allí? Fue entonces cuando atravesamos un portal de esos edificios. ¡Aquello era otro mundo! Nos topamos de bruces con Port Saplaya, o como la llaman algunos, la “Pequeña Venecia”. Es un barrio precioso con casitas de colores, alrededor de un canal, donde había también muchos barquitos amarrados. ¡No me importaría para nada vivir ahí!

Imagen

 Es un sitio tan tranquilo…

Tras relajarnos un rato en Port Saplaya, fuimos a tomarnos un vaso de horchata fresquita. ¡Qué buena estaba! Ahí nos despedimos de María José, se tenía que ir. Nosotros pusimos de nuevo rumbo a Valencia. ¡Todavía teníamos que ver la Ciudad de las Artes y las Ciencias! Aparcamos junto a los jardines del Turia y empezamos la ruta por el puente L’Assut D’Or, al lado del Oceanogràfic. Es un puente muy curioso, engaña a la vista…

IMG_20140508_182604691_HDR

Si lo miramos desde lejos, las barras están rectas, ¿verdad? Pues nos acercamos…

IMG_20140508_183049193_HDR

… si nos ponemos a mirarlo desde abajo, ¿a que las vemos curvas? ¡Qué curioso!

Continuamos la ruta por los jardines del Turia, hacia la Ciudad de las Artes y las Ciencias. ¿Sabíais que esos jardines están en el cauce de un río seco? El río Turia se desvió en los años 50, después de que una enorme riada inundase la ciudad entera. Poco más allá del puente estaba la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Paseamos entre los edificios, todos diseñados por Santiago Calatrava (un gran arquitecto, pero con fama de ser algo desastre en los detalles). El Palau de les Arts, el Hemisferic, el Museo de las Ciencias, y el jardín de palmeras en el Umbracle… ¡todos alucinantes!

IMG_20140508_184230403_HDR

El estanque le da un toque muy refrescante, ¿no creéis?

Continuamos caminando a lo largo de los jardines hasta llegar al Gulliver. ¡Es un parque alucinante! ¿Conocéis la historia de Gulliver y los liliputienses? Esta vez nosotros éramos los liliputienses, que jugábamos, subíamos, bajábamos y nos tirábamos por los toboganes que formaba el cuerpo del enorme Gulliver. ¡Es el sueño de todo niño! Me habría quedado toda la tarde jugando en el Gulliver, pero nos quedaba aún una parte del jardín que recorrer.

IMG_20140508_190941161_HDR

¡No me digáis que no es divertido!

Por último llegamos al Palau de la Música. Mientras Chloe jugaba con otros perritos en un recinto para perros, David nos explicó que a veces hacen espectáculos de luces y música en la fuente junto al palacio. ¡Tiene que ser precioso!

Nos habría gustado visitar también el centro de la ciudad, el Museo Fallero, el Oceanogràfic… Pero se estaba haciendo tarde y era hora de volver a Denia. ¡Estábamos muy cansados! Así que nos despedimos de David y volvimos a casa. Durante el viaje Chloe y yo nos dormimos una buena siesta…

Y para terminar el día, ¡nada mejor que una buena naranja de Valencia!

IMG_20140508_232712743

¡Qué rica estaba!

Mañana toca un día más relajado. Iremos a la playa, y por la tarde pasearemos por Denia.

Un comentario en “Valencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s