Paseando por Volksgarten (Düsseldorf)

Esta mañana, a Marta y a mí nos apetecía hacer algo especial, así que nos montamos en la bici y nos fuimos a pasear a Volksgarten, uno de los parques más famosos de Düsseldorf… ¡y también de los más grandes! Hacía un poquito de frío, así que me puse la bufanda.

Según llegamos, a la entrada, había un montón de relojes. ¿Para qué? ¡Si todos marcan la misma hora! “Es una escultura, es arte”, me explicó Marta. Pero, salvo que la hubiese diseñado el Conejo Blanco de Alicia en el País de las Maravillas, para mí no tenía sentido alguno.

Imagen

Me pregunto quién les cambiará la hora en verano y en invierno…

Una vez dentro, me asusté. Aquello no era un parque, ¡era un auténtico bosque!! ¡Era enorme! Por mucho que miraba el mapa, no conseguíamos orientarnos, así que dimos vueltas y vueltas por todos los caminos, grandes y pequeños, del parque. Vimos puentes, estanques con patos, riachuelos… Y también más esculturas. Algunas con más sentido que otras, todo hay que decirlo. Por ejemplo, aquella de los postes gigantes de colores que parecían patatas de piscina, no la llegué a entender bien. ¡Pero la de los ciervos sí que me gustó!

Imagen

¡Si se movieran podría ir a dar un paseo!

Al cabo de un rato dejamos de mirar los mapas. No había prisa, ¿no? Lo mejor era pasear relajadamente, disfrutando de las vistas. Porque la verdad es que el Volksgarten es un sitio precioso. ¡Estos alemanes sí que saben cuidar los parques!

Imagen

¡Este sitio es perfecto para relajarse y venir de picnic!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s